Proteína Vegetal

Volverse vegetariano o vegano es una decisión que puede tomar mucho tiempo o que a veces puede ser un poco impulsiva. De cualquier manera e incluso aunque hayas investigado un montón antes es algo difícil comenzar. Hemos sido socializados para comer carne, hemos pasado años y en algunos casos décadas comiendo carnes y mariscos y comenzar a imaginar un mundo sin nada de eso a veces puede ser paralizante al principio. Obviamente, solo en términos de como alimentarnos, porque la alegría que viene con el saber que no estamos contribuyendo al maltrato o crueldad animal no tiene precio.

Recuerdo que por muchos años quise hacerme vegetariana. La primera vez que lo intenté fue a los 17, antes de entrar a la universidad en mi época hippie y leyendo libros sobre los Hare Krishna. Fracasó totalmente porque no supe por donde comenzar y en una casa donde viven puros omnivoros las opciones no era muchas. Si bien consumía muchas hamburguesas de soya en los almuerzos en la universidad, no fue hasta mi último semestre en la U que me decidí: encontré una pagina que mostraba como podías ser veggie y corredor de larga distancia al mismo tiempo. Un frio Julio de 2012 comencé con mi cambio que al principio estuvo, como para todos, plagado de soya en todas sus variedades.

La verdad es que para reemplazar tus comidas y asegurarte que te estás alimentando como corresponde (y no comer soya por todos los años que te quedan por vivir…) no es tan difícil, los pilares son tres 😉 + tomar en cuenta el consumo de la vitamina B12 que debes consultar con tu doctor. Yo personalmente consumo unas pastillas de B12 y tengo que tomar una todos los días.

1. Reemplazar los productos animales en tus almuerzos y cenas

DSCF0600

Reemplazar la carne en tus comidas principales puede ser lo más difícil de hacer, más que nada por la costumbre y también porque estamos acostumbrados a crear diferentes platos tomando como centro los productos cárneos. Una buena opción es utilizar legumbres y quinoa para reemplazar en los platos que siempre comes, y luego, cuando te acostumbres y pase el tiempo, comenzar a experimentar con otras recetas. Por ejemplo: uno de los primeros platos que modifiqué eran los fideos sin gluten con salsa que comía, en vez de ponerles carne, les ponía garbanzos en salsa y quedaban bastante ricos. Más adelante me acostumbré a comer hummus con vegetales (una pasta de garbanzos), hacer hamburguesas de hummus con quinoa o incluso a hacer crakers de garbanzos para comer con palta.

2. Comiendo con la familia o en restauranes: ¿posible?

DSCF0594

En general cuando voy a comer en otra casa o en otro lugar intento asegurarme que aún estoy comiendo suficiente proteína, sobretodo porque hago mucho ejercicio. Tengo tres planes de acciones según el lugar donde me encuentre: Tomar un shake proteico con la proteína vegana de Iron Plant (de durazno, arándano o verde) y así me aseguro que ya tengo la proteína necesaria para una comida y puedo comer ensaladas, arroz o papas (es decir, todo lo que es carbs y grasas saludables), pedir legumbres (siempre depende del lugar donde vayas pero muchos lugares sirven porotos como ensalada) o llevar/comprar una hamburguesa de las de Mr. Veggie de soya. Esta última opción funciona sobre todo cuando te juntas con gente y vas a comprar todo lo que comerás al súper primero: unas hamburguesas de estas entre los choripanes y vienesas que comerán los otros siempre salvan. Si te preocupan los gramos de proteína que debes comer al día, según webMD debes comer alrededor de 46 gramos de proteína para las mujeres y 56 para los hombres. También puedes calcularlo en términos de porcentajes, yo como entre 10% a 15% de mis calorías en proteínas:

Como alrededor de 1800 calorías al día y un 15% de 1800 es 270. Un gramo de proteína tiene 4 calorías, por lo tanto divido 270/4 y me da que necesito 67 gramos de proteína al día. Obviamente, para mí es distinto porque estreno media maratón. Aquí puedes ver como el aporte varía según la cantidad de calorías que necesitas comer cada día (que depende de tu peso, altura y actividad física)

Acá puedes encontrar un calculador de calorías y luego hacer el mismo cálculo que acabo de mostrar para ver la cantidad de gramos de proteína que necesitas.

Finalmente, también es importante tener una red de apoyo. Independiente de si tu familia y amigos son veggies o no, es bueno tener personas que no juzguen o hagan menos importante tu decisión de cambiar de alimentación. En mi familia nadie es vegetariano/vegano y si bien al principio les parecía raro, ahora último han comenzado a probar algunas de mis recetas y comer un poquito menos de carne. He aprendido a lo largo de este proceso que la gente que intenta convencerme de que estoy equivocada es gente que se siente insegura de sus propias decisiones, ser vegetariana no tiene ningún impacto negativo en la vida de nadie y particularmente me ha hecho más saludable, me ha dado records en media maratón y me ha dado un entendimiento diferente del medio ambiente y los animales. Como todo camino, al principio parece un poco difícil, pero con el tiempo se hace más y más fácil. Zanahoria, ya vas por buen camino y no dejes que nadie intente decirte que estás haciendo lo incorrecto 🙂

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s