Flan Vegano con agar-agar

Cuanto tiempo he soñado con el flan o una jalea de jugo de frutas naturales pero digo ‘paso’. El componente principal de estos dos productos es, por supuesto, la gelatina. Un subproducto que generalmente se deriva de restos animales y que es más que suficiente para hacer a cualquier vegetariano o vegano pensar dos veces antes de consumirla. Sabía de la existencia del agar-agar, la contraparte vegetal de la gelatina, pero en general siempre la veía en páginas americanas y nunca pude encontrar donde la vendían acá. Obviamente, y por esa misma razón, me inspiré en una receta de Forks and Beans para este flan, aunque yo decidí hacer leche de almendras y no leche de castañas de cajú como indicaba la receta original.

DSCF0732 DSCF0733 DSCF0734

Mi hermano Teo logró encontrar un lugar en Santiago donde la venden, y si bien la venta no se hace por cantidades pequeñas (hay que comprar sacos como de 20 kilos y el kilo no es para nada barato), como con mi mamá somos celíacas, mi hermano consiguió que le vendieran una cantidad más pequeña y razonable para el uso que le daríamos. Para hacer flanes o jaleas el uso es muuy pequeño: 1 cucharadita de agar-agar por cada una taza de líquido. Si te fijas, eso significa que para hacer un litro de jalea o de flan sólo necesitas 5 cucharaditas!! Aún estoy experimentando en queques y otras preparaciones pero por ahora puedo decir que el flan, las jaleas y las ‘leches’ con sémola serán parte diaria de mi cocina con jugos naturales y leches vegetales.

Para 3 porciones pequeñas de este rico flan necesitas:

  • 1/4 taza de almendras
  • 1 1/2 taza de agua
  • 1/4 taza de azúcar rubia (más 3 cucharadas adicionales para hacer el caramelo)
  • 1 1/2 cucharadita de agar-agar
  • canela o especias a gusto

Direcciones:

  1. Hacer una leche con las almendras y el agua y colar
  2. Esta mezcla ponerla al fuego y añadir el azúcar, las especias y el agar
  3. Revolver y mezclar hasta que hierva
  4. Dejarlo hervir a fuego lento por 10 minutos y dejar reposar
  5. Hacer el caramelo por mientras mezclando 1 cucharada sopera de azúcar rubia con 3 cucharadas de agua. Calentar en una olla pequeña o en el microondas
  6. Armar los flanes poniendo caramelo primero y luego la leche
  7. Dejar enfríar a temperatura ambiente y luego poner al menos dos horas en el refrigerador
  8. Servir

Como estoy de vacaciones puedo tomarme más tiempo para tomar mi desayuno o tomar desayunos que no sean tan llenadores porque (yuhu) luego tengo tiempo para comer algo antes que llegue la hora de almuerzo. El viernes me comí uno de estos al desayuno antes de ir a rendir el TOEFL y mi mamá se comió uno ese mismo día de postre y le encantó. Lo bueno es que puedes reemplazarlo por más leches vegetales o usar leche de vaca si eres vegetariano, porque la gelatina, de todos modos, no es apta para dietas ni vegetarianas ni veganas (es practicamente como comer carne). Aun así, son todos libres de decidir por ustedes mismos el tipo de dieta que quieren para cada uno o que quieren implementar en sus familias, pero cumplo con darles un poquito de información y una rica receta para ponerla en práctica.

Pudding de chia + crema de coco + durazno

Hay ciertos alimentos que todos saben que son saludables y buenos para ti y relativamente accesibles y salen en toda las listas de ‘7 alimentos que tu cuerpo necesita’ y ‘como comer para vivir hasta los 300 años’. Bueno, sucede que uno de esos alimentos es la chia, y sucede que nunca realmente había comido chia. Raro, no? Hace tiempo que había escuchado que la chía era muy similar a la linaza porque se podía hacer un gel con ella (un gel que reemplaza a los huevos también, si quieres veganizar alguna receta de queque por ejemplo) asi que me decidí a volver a mis andanzas con la crema de coco y hacer un postre que fuera tan tan tan saludable, que me lo pudiese comer a las 6 am antes del trabajo luego de 7 horas de ayuno 😉

DSCF0697
DSCF0698

La preparación de este pudding no requiere cocción,  es decir, no sólo es libre de gluten y vegano, sino que además es crudivoro 😀 Eso sí, necesitan prepararlo con un día de anticipación porque tienen que reposar la chia y las otras partes del postre por una noche. A la mañana siguiente lo arman y queda listo y riquísimo 🙂

Ingredientes:

  • 150 gramos de chia
  • 1 lata de crema de coco
  • 1 cajita de duraznos en conserva diet (o una latita, si quieres con azúcar normal)
  • 450 ml de líquido dulce (para ponerle a la chia)

Direcciones:

  1. Vamos a tener 3 bowls, en el primero pondremos la chia tal cual con los 450 ml de agua. Se revuelve y al refri por la noche. Yo mezcle almibar de los duraznos con agua y un poco más se stevia
  2. En el segundo bowl se pone la crema de coco y se bate hasta que tenga más consistencia, también se va al refri
  3. En el tercero se guardan los duraznos para el día siguiente

Armado:

  1. En un bowl individual poner dos cucharadas de base de pudding de chia. La chia se abrá gelatinizado
  2. Seguir con cucharadas de crema hasta llegar al tope
  3. Decorar con la fruta por encima

Esta receta la encontré en Food Doodles pero la verdad es que no conocía el blog de antes. Simplemente me puse a googlear que invento podía hacer con la chia que tenía en la despensa y la solitaria lata de crema de coco. De hecho, creo que de ahí nacen las mejores recetas: de la espontaneidad y de pensar como aprovechar mejor lo que ya tenemos en casa.

————

Escríbenos a traducesintacc@gmail.com o @TraduceTACC_cl o el facebook/traducesintacc

Pastel de Zapallo

Hola a todos! Hoy vengo con lo prometido: un rico pastel de zapallo. Esta receta fue traducida y adaptada de Gluten Free Goddess, un blog escrito por Karina, una celíaca estadounidense. Pueden encontrar la mayoría de las fotos que pongo aquí en nuestro instagram 😉 A comer!

Pastel de Zapallo sin gluten (con opción vegana)

Ingredientes:

pp00

En una procesadora mezcla:

  • 400 gramos de zapallo cocido
  • 1 ½ taza (300ml) de leche entera (si no es de vaca, puedes usar de coco, aquí la receta de cómo hacer tu propia leche de coco, o leche de soya)
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla [la marca marco polo ya no está certificada]
  • 2 cucharadas de aceite (de preferencia oliva, pero los otros también sirven)
  • 2 huevos enteros (opción vegana: huevo de linaza, ve la receta aquí)
  • ¾ taza azúcar rubia
  • ½ taza de tu harina sin gluten preferida (nosotros usamos ¼ de arroz integral + ¼ maicena Dropa)
  • 2 cucharadas de almidón de mandioca [marca Mi Tierra]
  • 2 cucharaditas polvos de hornear [marca Royal, la marca Imperial no está certificada para el año 2013]
  • ¼ cucharadita goma xántica/ 1 sobre de gelatina en polvo sin sabor: NOTA: la goma xántica es apta para celíacos y vegetarianos/veganos, la gelatina en polvo es apta para celíacos (si es marca Royal) pero no para vegetarianos/veganos. En esta receta ocupé gelatina en polvo sin gluten pues mi propósito era que mi familia pudiese probarlo.
  • ½ cucharadita sal marina
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de jengibre

Nota: En esta receta, puedes omitir el proceso de huevo de linaza y tan solo poner las dos cucharadas de semillas de linaza enteras. Se molerán de igual manera, y una vez en el horno el líquido se calentará y logrará el mismo propósito.

Instrucciones:

  1. Procesar hasta que esté cremoso y todos los ingredientes se hayan mezclado.
  2. Una vez listo, verter la mezcla en un molde de bizcocho aceitado y hacer que quede parejo con una espátula.
  3. Hornear en la parte central del horno, a horno precalentado durante aproximadamente una hora o hasta que esté listo.
  4. Una vez listo: el pastel debería estar firme pero no tan firme que si uno toca el centro del pastel el pastel esté completamente duro. (Nota de traductora: debería tener una consistencia parecida al cheesecake) Aún así, el centro no debería estar liquido tampoco.
  5. Dejar enfriar, y una vez frío refrigerar por una hora antes de servir.

resumen

Este pie da 8 porciones (o si eres egoista como yo o te gustó mucho, quien sabe, quizás son solo 2 o 1 porción :P). Lo más fácil de esta receta es que sólo tienes que juntar los ingredientes en la procesadora. A mi parecer, lo que toma más tiempo es cocinar el zapallo y luego esperar que se cocine en el horno (oh, y claro, la LARGA espera de una hora en el refrigerador. Con tamaña tentación, quien tiene paciencia, ¿cierto?)

pp05

Un añadido mio: espolvorear azúcar flor por arriba 😉

pp06

Nos vemos el miércoles con una nueva sección: Confesiones de una corredora V (¿vip o vegana?). Pronto ambas secciones comenzarán a ser publicadas en Vegetarianos Chile, asi que sigános allá también, que está súper buena la página.

*Escríbenos a traducesintacc@gmail.com 🙂