Pan con pasta de garbanzos y ajo

No hay nada en el mundo que me pueda hacer dejar de lado mis amados garbanzos. Ni el apocalipsis, ni la falta de tiempo, ni las rabias. De hecho, cualquiera de esas 3 cosas serían razones PARA comer más garbanzos. Yo creo que estos pequeños amarillos son la felicidad hecha comida, y si no piensas lo mismo, bueno, no me queda más que respetar tu opinión y sentirme feliz porque: más garbanzos para mí ;).

Este simple sandwich me recuerda a esos picnics que me gustaba hacer con mis muñecas cuando era chica (uh, creepy) pero es tan fácil y tan rico que es perfecto para ese tipo de situaciones. La receta lleva un poco de mayonesa kraft, que sólo tiene huevo y no lácteos y recrea una pasta parecida a la consistencia del ave-mayo, creo yo. Siempre pensando en hacer felices a mis omnívoros favoritos.

La receta original la pueden encontrar acá, y en mi caso la acompañé con uno de los panes sin gluten que hornea mi mamá.

DSCF0781

Ingredientes:

  • 300 gramos de garbanzos cocidos
  • sazonadores a gusto (yo use ajo asado, 2 dientes; sal marina, merkén)
  • 2 cucharadas de mayonesa
  • Un poco de aceite y agua para poder molerlos mejor
  • Lechuga
  • Pan sin gluten

Direcciones:

  1. Combinar todos los elementos excepto la lechuga y el pan en una procesadora hasta obtener una pasta.
  2. Armar el sandwich a tu gusto: el mío fue, pan + pasta + lechuga + pasta + lechuga + pan. No pude evitar hacerlo por dos.

No puedo creer que me demoré tanto en hacer una receta tan fácil. Este fue mi almuerzo del otro día antes de irme a la pega, donde usualmente no me acuerdo de comer hasta que son las 9 pm, así que es un almuerzo perfecto: llenador y con proteína y lleno de fibra que te mantendrá satisfecho por horas y horas. ¿Qué mejor? 🙂 Nos vemos pronto!

Anuncios

Martes Salado: Hamburguesas de hummus y quinoa (vegano, sin gluten)

Tengo que comenzar este post con un grave problema: me comí todas las hamburguesas antes de poder sacarles una foto. Así es, tal como lo lee, esta pobre corredora vegana luego de un largo día de hacer clases y mucha hambre se comió absolutamente todas las hamburguesas. Al menos es un indicador de que tienen que hacerlas sí o sí, ¿o no? 😉

Foto de Savvy Vegetarian

La particularidad de estas hamburguesas que adapte de la página Savvy Vegetarian es que resulta una textura que es fácil de manejar y que no se deshace ni al prepararlas ni al cocinarlas. Al mezclar los garbanzos (y hacer hummus) y la quinoa estamos añadiendo buenas fuentes de proteína vegetal, carbohidratos y hierro: algo clave para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo en una dieta vegana.

Ingredientes:

  • Verduras cortadas a elección (yo ocupé zanahorias, perejil y cebollas salteadas)
  • Especias a gusto: merkén, oregano, comino
  • 2 dientes de ajo
  • 200 gramos de garbanzos crudos (previamente remojados por toda la noche anterior)
  • 150-200 gramos de quinoa cruda (más abajo como se cocina la quinoa)
  • 4 cucharadas de harina de maíz fina (marca Mi Tierra)
  • 1/2 cucharadita de sal marina o yodada
  • Opcional: 1-2 cucharadas soperas de palta

Direcciones:

  1. Cocinar los garbanzos remojados en una olla hasta que estén blandos. TIP: Si tienes olla a presión se demoran entre 15-20 minutos desde que la olla comienza a hervir.
  2. Cocinar la quínoa. Primero lavarla con agua en un colador para quitarle el sabor amargo. Poner en agua hirviendo por 20 minutos o hasta que cambie a un color más translúcido.
  3. En una sartén con dos cucharaditas de aceite a elección saltear las verduras (zanahoria y cebolla y ajo). Reservar el perejil.
  4. Una vez tibio, en una juguera o procesadora de comida grande procesar: Garbanzos, quínoa, perejil crudo y las verduras salteadas.
  5. Revisar la sal y añadir más si fuese necesario.
  6. A esta mezcla le vamos a añadir 4 cucharas soperas de harina de maíz y la pondremos en el refrigerador por al menos una hora.
  7. Pasada la hora, en un sartén de teflón con un poco de aceite cocinar por ambos lados
  8. Cuando las comas, recuerda comer de postre un cítrico (naranja o kiwi) o tomar una limonada para mejorar la asimilación del hierro de origen vegetal en tu cuerpo 🙂

Espero que les sirva esta receta, en lo personal el hummus me encanta, asi que esta fue una buena forma de ocupar los garbanzos de una manera distinta. Además, la quínoa puede llegar a ser muy aburrida si no se incluyen sabores interesantes y eso lo soluciona!

——————

Envíanos tus comentarios, preguntas, dudas o sugerencias a traducesintacc@gmail.com o a nuestro twitter @TraduceTACC_cl. También puedes encontrarnos en Vegetarianos Chile y escribirnos a teresa@vegetarianoschile.cl