Pasta de arroz con salsa verde crudívora

Encontré otra solución para seguir comiendo más ensalada en invierno, y aunque me inspiré en esta receta con tahini y otras cosas terminé haciendo algo totalmente mio e inventado. Creo que los colores me hacen asociar cosas de manera específica, y en las comidas me pasa más a menudo. Todo lo verde o naranjo me hace sentir más en casa, como si la comida inmediatamente fuese más hogareña sólo por esa razón. Obviamente, estoy al tanto de los colorantes, y por ello, cuando menciono esto de los colores es usualmente cuando he visto el proceso o he cocinado yo misma desde cero la comida.

Hoy, luego de algunos kilómetros trotados tranquilamente y un montón de pensamientos en la cabeza y cosas por hacer, me dieron muchas ganas de pasta. Compré una pasta de arroz en el super mercado y me dije, quizás puedo hacer esa salta con tahini, excepto que no tengo tahini mi sueldo aún no llega a mi billetera y estoy tratando de no gastar de más hasta que eso no ocurra.

DSCF0763 DSCF0765

Entonces me dije, pero probablemente debería comer ensalada también, aunque no tengo ganas: el resultado fue acordarme de ese rico gazpacho del otro día y pensar en replicarlo como una salsa con las cosas que encontré en mi refrigerador. Aunque mi fruto seco preferido es siempre será la nuez (hay una historia de yo cuando chica al lado de un nogal comiendo nueces hasta no poder más), el maní también aporta mucha proteína vegetal y me encanta mucho sobre todo cuando es sin sal. Entonces, manos a la obra: para esta receta, tomando en cuenta desde que pones el agua con la olla para los fideos, no necesitas más de 40 minutos!

Ingredientes:

  • 85 gramos de pasta sin gluten
  • 2 hojas grandes de lechuga (la mía era costina)
  • 1/2 palta madura
  • 1/2 tomate
  • 1 puñado de manies sin sal
  • orégano, sal marina y merkén

Direcciones:

  1. Poner el agua a hervir
  2. Por mientras cortar finamente la lechuga y el tomate y licuar.
  3. Añadir a esta mezcla el maní y la palta, terminar de licuar
  4. Poner la pasta a cocinar por el tiempo indicado
  5. Sazonar la salsa
  6. Retirar la pasta del agua, agregar la salsa y servir

Mientras más simple mejor todo. Sacié mi hambre de carbohidratos sin gluten, y la felicidad de almorzar en mi casa casi todos los días de la semana, y sobre todo de martes y jueves donde entro muuuy tarde a trabajar. No todo ha sido fácil, pero nunca nada lo es totalmente. Si hasta Oskar el señor perro tiene mañanas complicadas donde se demora 1 hora en levantarse aunque escuche la palabra comida, ¿no somos todos iguales? Nos vemos en otra!

————

Escríbenos a traducesintacc@gmail.com o @TraduceTACC_cl o el facebook/traducesintacc

Anuncios

Gazpacho de Esparragos (Vegano, SG)

Y se me vino el peso del lindo trabajo nuevo encima. Me lo esperaba y la verdad es que esperaba que pasara antes y que fuese peor, así que la verdad no estoy sufriendo. Es más, estoy bastante feliz de estar en un puesto donde tengo que estar preparada para siempre pensar soluciones diferentes y ser creativa. Como siempre estoy intentando encontrar un balance entre todo y hasta ahora lo que más ha sufrido ha sido la comida. El fin de semana probé esta receta, porque tuve tiempo y porque mi alma pedía vegetales, y si bien todo el tiempo pensé que era una sopa normal, hasta que miré la receta, me dí cuenta que era crudívora y que no se calentaba, debo decir que es una de las formas más entretenidas de comer ensalada en el invierno que he descubierto.

El gazpacho es simplemente una sopa helada, lo que hace muy fácil hacerlo crudivoro, poner ingredientes en la licuadora y fin. Al principio me dio cosa comer espárragos crudos, pero como nadie murio y todos quedaron felices les comparto la receta más abajo.

DSCF0759 DSCF0760

Ingredientes (para 6 porciones)

  • Un pack de espárragos (los típicos que vienen amarrados juntos en la feria o el supermercado)
  • 1 palta
  • jugo de un limon
  • dos dientes de ajo
  • sal y condimentos a gusto
  • 800 ml de agua o agua de coco si puedes

Direcciones:

  1. Poner todos los ingredientes en la licuadora
  2. Licuar
  3. Servir

Soy muy mala para obligarme a hacer cosas, en verdad me gusta todo lo que hago, disfruto mi trabajo, me gusta cocinar, amo correr, me encanta leer, etc. Pero no me pidan comer lechuga todos los días en invierno por favor. Al menos ya sé que encontré una forma de pseudo engañarme a mí misma y que por lo demás es rica. Yo me tomé el gazpacho tal cual, pero mi rudo acompañante le puso pedacitos de queso para desafiar mi receta crudivora, quedó igual de feliz y contento que yo 🙂

————

Escríbenos a traducesintacc@gmail.com o @TraduceTACC_cl o el facebook/traducesintacc

Ensalada con aderezo a base de Mayo Kraft

Ahora que he estado de vacaciones he estado comiendo más cosas crudas. Tengo opciones para comer almuerzos que no sean tan llenadores porque tengo tiempo para comer más snacks entremedio (suena triste pensar que tenía un trabajo en el que ni podía comer, pero, bienvenida realidad). En fin, algo que nunca había hecho había sido comer espinacas o acelgas crudas. Siempre las cocino cuando las voy a comer de ensalada, pero las consumo crudas si las uso en jugos o smoothies. Sumando y haciendo lógica me dije que quizás no había ningún problema en comer espinacas crudas.

DSCF0722

El otro día me puse manos a la obra, y después de llegar de correr unos 5k relajados corte finita las espinacas, le puse pedacitos de zanahoria y pimentón rojo y verde. Aún así me dije, algo le falta. Y mirando, mirando me dí cuenta que había un pote gigante de mayo Kraft en el refrigerador. Esta mayo no tiene lácteos, sólo huevos así que decidí usarla y la mezcle con otras cosas antes de añadirla a mi ensalada. Más abajo les cuento como 🙂

Para el aderezo:

  • 2 cucharadas soperas de mayo kraft
  • jugo de medio limón
  • Orégano y merkén a gusto

Para la ensalada:

  • Espinacas
  • Zanahorias
  • Palta
  • Pimentón verde y rojo
  • Champiñones crudos (es la primera vez que los como así)

Armado:

  1. Cortar los vegetales finamente
  2. Mezclar vigorosamente todos los ingredientes del aderezo
  3. Mezclar y servir inmediatamente

Es la primera vez que ocupo ingredientes como los champiñones y la espinaca sin cocinarlos primero. Al principio me dio un poco de duda, pero si los crudívoros pueden entonces, todo bien lavado, yo también. Sigo en mi misión de comer mejor que nunca, tomar mucho te verde y seguir corriendo kilómetros y disfrutando mis vacaciones. Llevo la mitad del recetario en PDF asi que no desesperen, pronto lo pondré en un link en la barra lateral 😉

———

Escríbenos a traducesintacc@gmail.com o @TraduceTACC_cl o el facebook/traducesintacc

Las tres P: Pasta de Palmitos + Palta + Pistachos

De la nada vuelve a mí la onda crudívora (o las ganas de hacer algo nuevo en menos de 5 minutos) así que se me ocurrió experimentar con un tarro de palmitos bajos en sodio el otro día. La premisa era que tenía que ser algo untable, rápido de preparar pero con algo que le diera un sabor especial. De ahí que me acordara de los pistachos, cuando en verano más de alguna vez mi almuerzo murió y por falta de tiempo entre cada sesión de clases me comía una bolsa de pistachos y una coca light. Que mala nutrición y que calor el de aquellos meses. Por suerte mi relación con los pistachos ha dado un vuelco y he vuelto a comer 5 veces al día al menos 5 frutas y 3 verduras cada día 🙂

ImagenImagen

En fin esta receta de las tres Ps es súper fácil y sólo necesitas una juguera o procesadora de alimentos: yo ocupé la 1,2,3 de Moulinex que nunca puede faltar en mi casa. Para esta pasta sólo tenemos 3 sencillos pasos:

  1. Colar los palmitos y molerlos
  2. Moler la palta aparte y añadir condimentos. Mis favoritos son orégano, cúrcuma, cómino y sal marina
  3. Unificar esta pasta con un chorrito de aceite si es necesario, mezclar con la palta y añadir los pistachos enteros para que les de un crunchy
  4. OJO: Cuidado con la sal marina, los pistachos en general vienen en versión salada así que ojo con el sabor y con el sodio 🙂

Esta pasta obviamente la pueden ocupar para muchas cosas, desde acompañar un pancito sin gluten, una ensalada o una pasta también. Yo el otro día lo puse dentro de hojas de lechuga e hice unos rollitos, algo así como unos tacos crudívoros y quedaron espectaculares (pueden encontrar más de estas fotos si nos siguen en instagram)

y para finalizar esta larga jornada, les dejo una fotito de algo que me encontré en el camino de vuelta a casa desde el Campus Oriente de la UC el otro día. Me llegó hasta el alma pachamamica 🙂

————

Escríbenos a traducesintacc@gmail.com o @TraduceTACC_cl o el facebook/traducesintacc

Helado vegano de Plátano + PB + Pasas + Avellanas

HEMOS LLEGADO A LA RECETA 100!! 🙂 Hola gente, he estado desaparecida pero no por mucho, esperen esta semana que se viene con hartas cosillas 🙂 Lo primero que les traigo es una receta fácil y sencilla (y vegana y sin gluten!!!) de helado. Ustedes dirán, pero estamos en invierno! Y sip, es especialmente por eso que esta receta hace su aparición, porque llevo más de 12 años diciendo ‘quiero helado para el frio’. Obviamente, y como ya lo habrán notado, era una sucia táctica para conseguir más y más dulces, y como estos días han sido no tan calmados, con un montón de correr para allá y para acá he estado más propensa a querer comer dulces. Llevo 3 días sin probar nada de azúcar pero esta vez estoy escribiendo un diario sobre eso, cual adicta. Más adelante les mostraré como va esa pequeña libretita.

DSCF0704

DSCF0705

En fin, la cosa es que hoy entre un poco de estrés y confusión, entre el frío y las ganas de comer algo rico pero saludable pero sin azúcar pero vegano pero ojalá crudivoro y la necesidad de carbohidratos para este nuevo ciclo de entrenamiento me dije: TENGO QUE HACER UN HELADO VEGANO A BASE DE PLÁTANO. Pero que idea, partí al supermercado más cercano y esto es lo que compré: (señoritos en su casa, este helado toma aproximadamente 5 minutos en hacer, 30 minutos de reposo en la heladera y hace dos mini porciones o una si no quieres compartir ;))

Ingredientes:

  • 2 plátanos medianos
  • 2 cucharadas soperas de tu marca favorita de Mantequilla de Maní (Peanut Butter)
  • 1 puñado de avellanas (o tu fruto seco favorito, pero me gusta el sabor especial de las avellanas)
  • 1 puñado de pasas rubias

Direcciones

 

  1. Moler los plátanos
  2. Añadir la mantequilla de maní y batir o mezclar hasta que tome consistencia
  3. Añadir las avellanas y las pasas
  4. Dejar refrigerar por al menos 30 minutos
  5. Servir y comer de inmediato!

Este helado es totalmente vegano, natural y crudivoro. Es ideal para cargar carbohidratos o recuperarse de alguna corrida. Si bien quedaría mejor en los calurosos meses de verano, nunca esta de más para regalonearte en el invierno y decir, quiero helado para el frío! 😉

————

Escríbenos a traducesintacc@gmail.com o @TraduceTACC_cl o el facebook/traducesintacc

 

Pudding de chia + crema de coco + durazno

Hay ciertos alimentos que todos saben que son saludables y buenos para ti y relativamente accesibles y salen en toda las listas de ‘7 alimentos que tu cuerpo necesita’ y ‘como comer para vivir hasta los 300 años’. Bueno, sucede que uno de esos alimentos es la chia, y sucede que nunca realmente había comido chia. Raro, no? Hace tiempo que había escuchado que la chía era muy similar a la linaza porque se podía hacer un gel con ella (un gel que reemplaza a los huevos también, si quieres veganizar alguna receta de queque por ejemplo) asi que me decidí a volver a mis andanzas con la crema de coco y hacer un postre que fuera tan tan tan saludable, que me lo pudiese comer a las 6 am antes del trabajo luego de 7 horas de ayuno 😉

DSCF0697
DSCF0698

La preparación de este pudding no requiere cocción,  es decir, no sólo es libre de gluten y vegano, sino que además es crudivoro 😀 Eso sí, necesitan prepararlo con un día de anticipación porque tienen que reposar la chia y las otras partes del postre por una noche. A la mañana siguiente lo arman y queda listo y riquísimo 🙂

Ingredientes:

  • 150 gramos de chia
  • 1 lata de crema de coco
  • 1 cajita de duraznos en conserva diet (o una latita, si quieres con azúcar normal)
  • 450 ml de líquido dulce (para ponerle a la chia)

Direcciones:

  1. Vamos a tener 3 bowls, en el primero pondremos la chia tal cual con los 450 ml de agua. Se revuelve y al refri por la noche. Yo mezcle almibar de los duraznos con agua y un poco más se stevia
  2. En el segundo bowl se pone la crema de coco y se bate hasta que tenga más consistencia, también se va al refri
  3. En el tercero se guardan los duraznos para el día siguiente

Armado:

  1. En un bowl individual poner dos cucharadas de base de pudding de chia. La chia se abrá gelatinizado
  2. Seguir con cucharadas de crema hasta llegar al tope
  3. Decorar con la fruta por encima

Esta receta la encontré en Food Doodles pero la verdad es que no conocía el blog de antes. Simplemente me puse a googlear que invento podía hacer con la chia que tenía en la despensa y la solitaria lata de crema de coco. De hecho, creo que de ahí nacen las mejores recetas: de la espontaneidad y de pensar como aprovechar mejor lo que ya tenemos en casa.

————

Escríbenos a traducesintacc@gmail.com o @TraduceTACC_cl o el facebook/traducesintacc