Pasta de arroz con salsa verde crudívora

Encontré otra solución para seguir comiendo más ensalada en invierno, y aunque me inspiré en esta receta con tahini y otras cosas terminé haciendo algo totalmente mio e inventado. Creo que los colores me hacen asociar cosas de manera específica, y en las comidas me pasa más a menudo. Todo lo verde o naranjo me hace sentir más en casa, como si la comida inmediatamente fuese más hogareña sólo por esa razón. Obviamente, estoy al tanto de los colorantes, y por ello, cuando menciono esto de los colores es usualmente cuando he visto el proceso o he cocinado yo misma desde cero la comida.

Hoy, luego de algunos kilómetros trotados tranquilamente y un montón de pensamientos en la cabeza y cosas por hacer, me dieron muchas ganas de pasta. Compré una pasta de arroz en el super mercado y me dije, quizás puedo hacer esa salta con tahini, excepto que no tengo tahini mi sueldo aún no llega a mi billetera y estoy tratando de no gastar de más hasta que eso no ocurra.

DSCF0763 DSCF0765

Entonces me dije, pero probablemente debería comer ensalada también, aunque no tengo ganas: el resultado fue acordarme de ese rico gazpacho del otro día y pensar en replicarlo como una salsa con las cosas que encontré en mi refrigerador. Aunque mi fruto seco preferido es siempre será la nuez (hay una historia de yo cuando chica al lado de un nogal comiendo nueces hasta no poder más), el maní también aporta mucha proteína vegetal y me encanta mucho sobre todo cuando es sin sal. Entonces, manos a la obra: para esta receta, tomando en cuenta desde que pones el agua con la olla para los fideos, no necesitas más de 40 minutos!

Ingredientes:

  • 85 gramos de pasta sin gluten
  • 2 hojas grandes de lechuga (la mía era costina)
  • 1/2 palta madura
  • 1/2 tomate
  • 1 puñado de manies sin sal
  • orégano, sal marina y merkén

Direcciones:

  1. Poner el agua a hervir
  2. Por mientras cortar finamente la lechuga y el tomate y licuar.
  3. Añadir a esta mezcla el maní y la palta, terminar de licuar
  4. Poner la pasta a cocinar por el tiempo indicado
  5. Sazonar la salsa
  6. Retirar la pasta del agua, agregar la salsa y servir

Mientras más simple mejor todo. Sacié mi hambre de carbohidratos sin gluten, y la felicidad de almorzar en mi casa casi todos los días de la semana, y sobre todo de martes y jueves donde entro muuuy tarde a trabajar. No todo ha sido fácil, pero nunca nada lo es totalmente. Si hasta Oskar el señor perro tiene mañanas complicadas donde se demora 1 hora en levantarse aunque escuche la palabra comida, ¿no somos todos iguales? Nos vemos en otra!

————

Escríbenos a traducesintacc@gmail.com o @TraduceTACC_cl o el facebook/traducesintacc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s