La vida como una receta

Parece que todo lo que hago es una lista llena de pasos, una receta que tiene ingredientes premeditados que no siempre son fáciles de encontrar. Por esa razón, creo que no es raro que esté eternamente cansada y que a pesar de dormir una cantidad decente de horas sienta como que mi cuerpo no descansa y que de lunes a sábado parece como si durmiese solo un día a la semana. Entrenar la mente es clave, obvio, ¿pero cuanto? Últimamente ni siquiera cocino mi propia comida (aunque compro en el natural mix de Escuela Militar que es lo mejor que me ha pasado) y floto de un lugar a otro.

(foto de The Pocket)

 

Mi entrenamiento de este ciclo ha sido el más flojo e inconsistente de todos y para el sábado solo tengo la meta de terminar, ni siquiera de conseguir un nuevo récord. Pero eso sí: no creo que esto sea malo en sí mismo. Como leí el otro día en esta pagina de runners que sigo en Facebook, no estar motivado es solo parte del proceso, somos un péndulo de Foucalt que se mueve de un extremo al otro pasando, obviamente, por un centro. (“A menudo pierdo la motivación, pero es algo que es normal”)

Derrepente, una decisión inteligente dentro de la nutrición deportiva y el entrenamiento es llegar a la casa, ducharse, hacer yoga, comer algo nutritivo y ponerse pijama. Entrenar más no significa entrenar mejor y darse un respiro mental siempre es bienvenido sobre todo cuando tu trabajo es mental, tu entrenamiento requiere algo mental y la vida en general requiere que todo se mueva con los pensamientos. He estado comiendo menos de lo usual, aunque no es raro para mí bajar considerablemente de peso el último mes de entrenamiento. (Y aparte lo subo todo nuevamente en mi comida victoriosa post-carrera :D) En la última semana de entrenamiento, por supuesto, correr pierde protagonismo y otras cosas se vuelven más importantes:

  1. Dormir mucho
  2. Comer adecuadamente y muchos carbohidratos complejos
  3. Hidratarse adecuadamente, intentar olvidarse de los cafés por unos días
  4. Comer verduras frescas y muchas frutas
  5. Hacer Yoga
  6. Descansar y prepararse para el gran día!

Al final todo en la vida puede ser una receta, pero lo bueno es saber que la receta no tiene porque ser rígida, algo que me costó un año aprender, pero que igual aprendí 😉

————

Escríbenos a traducesintacc@gmail.com o @TraduceTACC_cl o el facebook/traducesintacc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s